Pie de arándanos y frutillas

Mi amor por los berries es ETERNO, espero todo el año a que llegue el verano para poder ir a la feria  y comprarlos frescos, nada se compara con ese olor y textura que tienen las frutas cuando están de temporada. Y bueno… eso hace que cada vez que voy a la feria me embale y compre más de la cuenta y así nació esta receta, con la intensión de que los arándanos y las frutillas que compré no se pierdan.

Los berries son bajos en índice glucémico y además bajos en calorías, además se caracterizan por ser altos en antioxidantes y antiinflamatorios, lo que los hacen ideales para el verano cuando nuestra piel está expuesta al sol y nosotros normalmente expuestos a comer mucho más desordenado, ya que normalmente estamos de vacaciones. Y ahora a lo que vinimos, ¡cocinar!

Base:

  • 1 1/3 taza de harina integral fina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • 1 taza de leche vegetal
  • 1 taza de azúcar de coco
  • 1 cucharadita de jugo de limón o vinagre de cidra de manzana
  • Zeste (ralladura) de 1 limón grande
  • 1/3 taza de aceite de coco
  • 1 pizca de sal de mar

Relleno:

  • 2 tazas de arándanos
  • 1 taza de frutillas picadas

Crumble:

  • 1/2 taza de hojuelas de avena
  • 1/2 taza de harina de almendras (o harina integral)
  • 1/3 taza de azúcar de coco (o azúcar de caña orgánica)
  • 4 – 5 cucharadas de aceite de coco (intentar de que esté sólido, para esto en verano es necesario meterlo al refrigerador)
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal de mar

Método:

  1. Precalentar el horno a 180ºC y aceitar un molde desmontable (puede ser cuadrado o redondo).
  2. En un bowl poner todos los ingredientes de la base y revolver hasta que esté todo 100% integrado y no quede ningún grumo.
  3. Esparcir la mezcla de la base en el molde y reservar.
  4. Cortar las frutillas en cuadritos y mezclar con los arándanos, esparcirlos sobre la base de manera uniforme.
  5. Para preparar el crumble, poner en un bowl todos los ingredientes menos el aceite de coco. Revolver de manera que quede todo integrado.
  6. Con las manos agregar el aceite de coco (que debería estar sólido) hasta formar migas. Esparcir las migas sobre los arándanos y frutillas de manera uniforme.
  7. Meter en el centro del horno a 180ºC por 20-25 minutos. Los últimos 5 minutos activar el grill para dorar por arriba.
  8. Sacar del horno y dejar enfriar completamente antes de sacar del molde.
  9. ¡Disfrutar!