Albóndigas de lentejas en salsa de tomates

Esta receta es muy rica, nutritiva y además super versátil, la puedes acompañar con algún grano integral (como arroz o quinoa), con pastas (integrales ojalá), pero también con una rica ensalada verde, especial para los calores del verano, además es muy fácil de hacer y siempre siempre quedará rica.

Para la salsa:

Para las albóndigas: 

  • 1 taza de zanahoria rallada fina.
  • 3 cebollines (grandes) picados finos.
  • 1 bandeja de champiñones (200 gr)
  • 2 dientes de ajo picados lo más fino posible. (se puede reemplazar por pasta de ajo)
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1/2 taza de nueces (o castañas de cajú)
  • 3/4 taza de lentejas remojadas durante toda la noche (al menos durante 8 horas)
  • 1 taza de tomates deshidratados remojados durante toda la noche (al menos durante 8 horas).
  • 1 cucharadita de pasta miso (o salsa soya/tamari)
  • sal y pimienta.
  • 1 cucharadita de orégano (ojalá fresco)
  • 1/4 cucharadita de canela.
  • 1/4 cucharadita de comino.
  • 1/4 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 1/4 cucharadita de paprika.
  • sal y pimienta a gusto.

Método:

  1. Escurrir las lentejas y poner en una olla cubiertas con agua hasta que hiervan. Una vez que hiervan bajar el fuego y tapar hasta que estén blandas.
  2. Mientras las lentejas se cocinan, en otra olla pequeña hacer un sofrito con un chorrito de aceite de oliva, el cebollín, la zanahoria rallada, la canela, el comino, el jengibre, el paprika y el orégano y reservar.
  3. En una procesadora poner los champiñones, las nueces, los tomates deshidratados (escurridos), el aceite de oliva, la pasta miso, sal y pimienta a gusto y procesar hasta obtener una pasta homogénea.
  4. Una vez hecha la pasta, prender nuevamente la olla con el sofrito y agregar la pasta de champiñones y las lentejas (sin agua) y revolver hasta que todo esté incorporado. Se molerán algunas lentejas y otras quedarán enteras, esa es la idea.
  5. Dejar enfriar la mezcla y cuando esté tibia, hacer bolitas con las manos y ponerlas sobre una bandeja que se llevará al freezer por 30 minutos (mide antes la bandeja para que quepa en el freezer.
  6. Por mientras prepara la salsa de tomates y déjala lista en una olla grande (ojalá una olla que tenga un diámetro amplio)
  7. Para cocinar las albóndigas hay dos opciones, una es al sartén y otra al horno (será más sano porque evitarás el aceite). Al horno: precalentar el horno a 200 grados y en una bandeja de horno poner papel mantequilla y encima las albondigas, meter al horno por 20-25 minutos o hasta dorar. Al sartén: en un sartén antiadherente poner una gota de aceite de coco u oliva y sofreir las albondigas hasta dorar.
  8. Calentar la salsa de tomates y poner dentro de la olla todas las albóndigas de manera ordenada para que no se desarmen, tapar la olla y dejar unos 5-10 minutos o hasta que esté todo caliente.
  9. Servir con cilantro y perejil picado encima.